Colonoscopía

Inicio / Colonoscopía

¿Qué es?

Es un examen en el que se visualiza el interior del colon (intestino grueso) y el recto, mediante un instrumento llamado colonoscopio.

El colonoscopio tiene una pequeña cámara fijada a una sonda flexible que puede alcanzar toda la longitud del colon.

Forma en que se realiza

La colonoscopía se lleva a cabo a menudo en una sala de intervenciones en el consultorio de su médico. También se puede llevar a cabo en el departamento de pacientes ambulatorios de un hospital o centro médico.

Preparación para el exámen

Los intestinos necesitan estar vacíos y limpios para el examen; una afección en el intestino grueso que necesite tratamiento se puede pasar por alto si los intestinos no están limpios. Su médico le dará instrucciones para lograr dicha limpieza.

Su proveedor de atención médica le indicará los pasos para la limpieza de sus intestinos. Esto se llama preparación del intestino. Los pasos pueden incluir:

  • Uso de Enemas
  • No comer alimentos sólidos durante 1 o 3 días antes del examen
  • Tomar laxantes

Usted debe beber muchos líquidos claros durante 1 a 3 días antes del examen. Ejemplos de líquidos claros son:

  • Café o té claro
  • Caldo o consomé sin grasa
  • Gelatina
  • Bebidas para deportistas sin colorantes adicionados
  • Jugos de frutas colados
  • Agua

Es probable que le soliciten que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno, naproxeno u otros anticoagulantes durante varios días antes del examen. Siga tomando las otras medicinas a menos que el médico le indique lo contrario.

Tendrá que dejar de tomar líquidos o pastillas de hierro unos días antes del examen, a menos que su proveedor le diga que está bien continuar. El hierro puede hacer que las heces se tornen de color negro oscuro, lo cual le dificulta más al médico la visualización del interior del intestino.

Lo que se siente durante el examen

Las medicinas le causarán sueño, así que posiblemente no sienta ninguna molestia y tal vez no tenga ningún recuerdo del examen.

Usted puede sentir presión a medida que el colonoscopio va entrando. Igualmente, puede sentir cólicos breves y dolor debido al gas a medida que se introduce aire o que avanza el colonoscopio. El paso de los gases es necesario y es de esperar que suceda.

Después del examen, puede tener cólicos abdominales leves y expulsar muchos gases. También puede sentirse con distensión y mal del estómago, lo cual pronto desaparece.

Usted debe ser capaz de volver a su casa 1 hora después del examen. Debe hacer los arreglos necesarios para tener alguien que lo lleve a casa después del examen, porque estará aturdido y no podrá conducir. Los proveedores no le permitirán salir hasta que alguien llegue a ayudarlo.

Cuando esté en casa, siga las instrucciones acerca de la recuperación después del procedimiento. Estas pueden incluir:

  • Beba mucho líquido. Consuma una comida saludable para restaurar su energía.
  • Debe ser capaz de retornar a sus actividades regulares al día siguiente.
  • Evite conducir, operar maquinaria, beber alcohol y tomar decisiones importantes durante al menos 24 horas después del examen.

Razones para realizar una colonoscopía

  • Dolor abdominal, cambios en las deposiciones o pérdida de peso.
  • Cambios anormales (pólipos) hallados en una sigmoidoscopia o en exámenes radiográficos (tomografía computarizada o enema opaco).
  • Anemia debido al bajo nivel de hierro (por lo regular cuando no se ha encontrado ninguna otra causa).
  • Sangre en las heces o heces negras o alquitranosas.
  • Seguimiento de un diagnóstico previo, como pólipos o cáncer de colon.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria (colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn).
  • Exámenes de detección para cáncer colorrectal.